jueves, 9 de septiembre de 2010


Esta madrugada llamo Ella muy temprano mi joven hija que ha partido en busca de su felicidad, pronto se casará, vienen tiempos de felicidad amor y desafios.
Llamo por telefono a su mamá, muy triste porque no ha visto a sus padres, de pronto mi mente se translada a su infancia y me parece verme como el padre protector, pero de pronto me detengo en el presente y le escribo lo siguiente, enviandolo a su correo electrónico y posteriormente haciendole una llamada de regreso, y dice asi:

Hija querida, cuando tengas un espacio sola sin nadie en casa busca un lugar tranquilo, comodo sin distracciones relaja tu cuerpo y dile a tu mente: QUIERO RELAJAR MI MENTE Y MI CUERPO, ME DOY PERMISO PARA ELLO. respira 5 veces de manera profunda, deja todos tus problemas, pensamientos y emociones en una cajita imaginaria guardados. Cierra los ojos y solo observa, suelta tu cuerpo. Necesitas que el mundo gire solo, tus intenciones y metas seras dadas sin duda, lo mereces, mereces la felicidad que has soñado, permite que asi sea, relaja toda tu, experimenta el ser en su maxima expresion sin buscarlo, solo vive esta experiencia que tanto te he hablado y yo la he experimentado muchas veces, me ha confortado y ahora acepto el presente como es, pero con felicidad, si se puede, buena suerte amor, te queremos tanto, mi pequeña Caro, no estas sola, estas conectada con mama y papa para siempre, recuerdalo cariño santo. TE AMO, JESUS....

Mas de Desarrollo Humano


Expandiendo las enseñanzas adquiridas a nuevos seres que necesitan de un soporte, es una nueva y gran experiencia, en mi nuevo lugar de meditacion, me motiva a continuar despues de un periodo de transicion, pero aqui seguimos