martes, 23 de junio de 2009

Si quieres impedir que alguien te haga daño, di mentalmente:

“TE ENVUELVO EN MI CÍRCULO DE AMOR”.
Lo verás cambiar al instante. Envuelve a tu casa en tu círculo de amor y a todos los que se acerquen a ella. Jamás te podrán robar ni dañar tu propiedad. A esas personas que están atormentadas porque el esposo (o la esposa) le está siendo “infiel”, o simplemente que se han enamorado de otro u otra, que digan, pensando en la rival, “te envuelvo en mi círculo de amor”. Que persistan hasta ver el cambio maravilloso que ocurre. NO ES INDISPENSABLE SENTIR ESE AMOR. BASTA CON LA BUENA VOLUNTAD DE EXPRESARLO. Buena Voluntad es Amor. El Amor Divino jamás falla. Pero hay que comprender que el Amor Divino está dentro de nuestro corazón. No se puede manipular de afuera hacia adentro. Estando la Vida dentro del latido del corazón, tienen que estar todas las virtudes de Dios y como esto es la Verdad, al afirmarlo comienza a exteriorizarse. Los siete aspectos de Dios se entremezclan y se manifiestan, o bien separadamente, o conjuntamente, pero todos están unidos y están dentro de nosotros. Esto es el Yo Superior o El Cristo. La Verdad. NO ES VERDAD, PUES, QUE SEAMOS “MALOS”. ESTO ES SOLO UNA FALSA CREENCIA, PERO COMO MANIFESTAMOS TODO LO QUE CREEMOS, MANIFESTAMOS ODIO Y MALDAD AL CREERNOS “MALOS”. Comienza a decretar que eres perfecto o perfecta Hija de Dios, con todas Sus Virtudes y comenzarás a manifestarlas donde antes manifestabas metiras.
C.M.